Manteigaria: la merienda perfecta en Lisboa

 

2018-09-11-20-23-56

Apenas decidimos viajar a Portugal tuve una cosa en mente: pastéis de nata (pasteles de crema). No los había probado nunca, pero supe que iban a gustarme: una especie de copita de suave masa de hoja rellena de crema pastelera dorada por encima. Una fórmula sencilla pero efectiva.

Habíamos averiguado dónde comerlos en Lisboa y dejamos pre-seleccionados 2 lugares: Pastéis de Belém (la fábrica más tradicional, ubicada en el barrio del mismo nombre) y la más nueva y moderna Manteigaria.

En un inicio mi plan era probar ambas y comparar, pero cuando anduvimos por el barrio de Belém, después de visitar el Monasterio de los Jerónimos (Mosteiro dos Jerónimos), pasamos por fuera del local de Pastéis de Belém y estaba imposible. El tumulto de turistas fue más fuerte que nosotros y pasamos.

Ya en el sector que nos estábamos quedando localizamos 2 locales de la Manteigaria. El primero en el Mercado da Ribeira, renovado como el TimeOut Market. A ese no pasamos pero voy pasando el dato.

Al local que sí pasamos, dos veces, fue al de Rua do Loreto en el barrio de Chiado. Si están cerca del clásico ascensor de la Bica solo es llegar a la parte de arriba y caminar un par de cuadras a la derecha. Es un local pequeño con rico aroma que sale hacia la calle, que tiene un mostrador abarrotado de pastelitos de nata y una barra donde puedes comer de pie.

Entonces pides tus pasteles en el mesón, pagas y rápido te los entregan junto a un sobre con azúcar flor y otro sobre con canela en polvo. Luego ya solo queda disfruat. Maravillosos, suaves, nada pesados ni empalagosos. En suma, una delicia que mientras escribo comienzo a extrañar.

¿Y el precio? Bueno, además de deliciosos son bien económicos (como casi todo en Portugal): 1 euro cada pastel, 0.70 euros un espresso (que los portugueses llaman “bica” y no “cafezinho” como se dice en Brasil). Una merienda por 3 euros está más que bien.

empaque para llevar
empaque para llevar

También es posible comprar para llevar y fue lo que hicimos antes de dejar la capital portuguesa. Nos dieron unas cajas preciosas, donde nos pusieron los pasteles junto con los sobres de azúcar flor y canela. Así cuando íbamos en el bus a nuestro próximo destino (Lagos, en la región de Algarve), tuvimos el mejor temtempié.

La verdad es que no siendo muy aficionada a los dulces, este sí que se llevó mi corazón y si tienen la oportunidad de probarlo, no lo dejen pasar. Una de las tantas cosas bellas de Lisboa y de Portugal.

Dónde queda: Rua do Loreto 2, Chiado, Lisboa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s